UN MUSEO PARA LA CERÁMICA DE MANISES
Artículo de Josep Pérez Camps
Fachada

Fachada principal del Museo

El ingeniero Rafael Valls David, en la conferencia que pronunció el 23 de diciembre de 1893 en el Centro Artístico Musical de Manises, expuso lo importante que era para la historia el conservar los numerosos fragmentos de cerámica que muy a menudo se hallaban durante los trabajos de movimientos de tierra y excavaciones, al hacer la cimentación de edificios dentro del casco urbano, con el fin de contribuir a la correcta atribución de las lozas medievales fabricadas en Manises que, mal catalogadas, se exponían en los principales museos europeos. Pero además, como intelectual adelantado a su tiempo, Valls David, también conocía los beneficios que para el desarrollo de las fábricas de la localidad tenía el proporcionar una buena formación a los trabajadores, como medio para poner al día a la industria cerámica y no tener que ir a remolque de las innovaciones extranjeras. Para ello la creación de un “Museo Artístico Cerámico” y una “Escuela de Dibujo Cerámico", era, según él, fundamental. Desgraciadamente, tuvieron que pasar 74 años para que esta propuesta de crear un museo de cerámica en Manises se materializara. 

Lo que no se había podido conseguir por el razonamiento intelectual del insigne ingeniero, se consiguió gracias a la presión que ejerció el legado testamentario que el médico José Casanova Dalfó (viudo de Pilar Sanchis Causa) hizo en favor del Ayuntamiento de Manises. Efectivamente, el Museo Municipal de Manises fue creado por el Ayuntamiento para no tener que renunciar a la generosa donación de un edificio del siglo XVIII significativo, dentro de la configuración urbana de la ciudad, ya que una de las cláusulas testamentarias establecía la obligatoriedad de dedicarlo a museo. Su inauguración oficial se celebró el 26 de noviembre del 1967 gracias al tesón del entonces Concejal de Cultura, Vicente Ferrís Soler.

En sus inicios la incipiente colección fue instalada en el cuerpo principal de esta casa -construida en 1787 por la importante familia valenciana de comerciantes sederos, el matrimonio formado por Bernardo Ferraro y Rosa Causa-; pero pocos años después de su inauguración se vio que el espacio disponible era insuficiente para exponer adecuadamente las piezas que, de forma continuada, incrementaban las colecciones del museo. Por ello, y tras un fallido proyecto de ampliación de 1975, el Ayuntamiento asume en 1983 la imperiosa necesidad de la reforma y encarga a los arquitectos Vicente Lerma Rodrigo y José R. Sanchis Solsona la remodelación y ampliación del edificio, aprovechando un patio posterior. Al mismo tiempo, y en buena sintonía con los arquitectos, Josep Pérez Camps redacta el proyecto museográfico.

Durante el periodo de 1985-1987 se llevan a cabo las obras de ampliación y reforma del edificio, consiguiendo un total de 1.218 m2 de superficie útil. Entre los aciertos arquitectónicos de esta intervención cabe destacar, además de la correcta restauración de la casa del siglo XVIII, la lograda articulación entre el edificio antiguo y el nuevo, lo que permite, además de poder contar con una eficaz luz natural, establecer un recorrido secuencial por todas las salas en espiral ascendente.

Las nuevas instalaciones, que incluyen almacenes, taller de restauración biblioteca, y sala de audiovisuales, fueron inauguradas el 9 de octubre de 1989, pero desde entonces, las colecciones expuestas son periódicamente renovadas de acuerdo con un programa museológico que en síntesis persigue recuperar, conservar, estudiar y divulgar la cerámica de Manises desde una perspectiva histórica, sin olvidar la promoción de la industria cerámica actual.

Contenido, actividades y servicios

Casanova

     José Casanova y Pilar Sanchis

El legado Casanova Dalfó - Sanchis Causa incluía, Junto con el edificio, un buen número de obras de arte y objetos de cerámica que constituyeron el núcleo inicial de las colecciones del Museo de Cerámica de Manises (MCM), aumentadas posteriormente por donaciones de vecinos de la localidad, hallazgos y excavaciones arqueológicas en el subsuelo de la ciudad que de manera sistemática se realizan desde 1990, y también por adquisiciones muy selectivas que tratan de llenar los huecos que puedan existir en sus fondos. El MCM cuenta en la actualidad con más de 5.000 obras, fundamentalmente cerámicas producidas en Manises, de las cuales se exponen más de 1.000, dentro de un arco cronológico que abarca desde el siglo XIV hasta la primera mitad del siglo XX, lo que permite al visitante obtener una completa panorámica de las realizaciones de uno de los centros de producción de loza y azulejos más importantes y, sin duda, el de más dilatada pervivencia de España.

Una sección especial dentro de las colecciones del MCM, sólo expuesta en parte, es la formada mayoritariamente por las obras premiadas en el Concurso Nacional de Cerámica de Manises, certamen anual que se celebró  desde 1972 hasta 1987 y de la Bienal Internacional de Cerámica desde 1993 hasta la actualidad; a estos ingresos hay que sumar numerosas donaciones, entre las que destacan dos: las 21 piezas del ceramista Alfonso Blat (Benimàmet, 1904–Valencia, 1970) y las 18 obras de Arcadi Blasco (Mutxamel, Alicante, 1928). Esta colección constituye uno de los conjuntos de cerámica de creación más completos de España. 

Entre las actividades menos conocidas del MCM merece destacarse la coordinación de las excavaciones arqueológicas que se efectúan en el subsuelo de la ciudad, dentro de las zonas protegidas en el Plan General de Ordenación Urbana; se trata de una labor de especial relevancia ya que la información y el material recuperado nos posibilita el estudiar y dar a conocer con solvencia la variada y rica producción de los talleres bajo medievales, gracias a los cuales Manises ocupa un lugar privilegiado en la historia de la cerámica mundial. 

El museo también cuenta con una notable biblioteca especializada en cerámica con más de 3.000 volúmenes, que puede consultarse durante el horario que tiene establecido de abertura al público.

Por lo que se refiere a las actividades del MCM cabe mencionar la organización de la Bienal Europea de Cerámica, la producción de exposiciones temporales y la publicación de monografías y artículos basados en  las investigaciones de sus fondos. El MCM también cuenta con una serie de documentales audiovisuales sobre temas relacionados con la cerámica de Manises,  como: Les tècniques tradicionals de la ceràmica a Manises, Reflejos de Manises y Manises ciudad de la cerámica, los cuales se proyectan a los visitantes del Museo que lo solicitan y se pueden adquirir en la tienda. Como centro de documentación, el MCM también proporciona información sobre las fábricas, talleres y almacenes de cerámica de Manises, tanto históricos como en activo.

La exposición de una seleccionada parte de sus colecciones está estructurada en seis grandes apartados o salas:
1.  Vestíbulo - Cocina,  2.  Tecnología, 3. Siglos XIV-XV, 4.  Siglos XVII - XVIII, 5.1. Siglo XIX, 5.2. Siglo XX,  y  6. Cerámica de arte.

 

AVISO: Los derechos legales de los texto y las imágenes de la web del MCM pertenecen a sus autores y al Museo de Cerámica de Manises. Queda expresamente prohibida, cualquier tipo de reproducción, copia y/o distribución no autorizada.