Museos
El Museo de Cerámica de Manises inaugura la exposición «La obra de inicio»
9/03/2018
El Museo de Cerámica de Manises (MCM) inauguró ayer la exposición «La obra de inicio».
El Museo de Cerámica de Manises (MCM) inauguró ayer la exposición «La obra de inicio». Se trata de una muestra, programada dentro de las actividades del 50 aniversario del MCM, que tiene la finalidad tanto de repasar los orígenes de este como de dar a conocer su legado.
 
Si se ha podido llegar al que hoy en día tenemos el privilegio de disfrutar es, en parte, gracias a la generosidad de la familia Casanova-Dalfó Sanchis Causa; puesto que, a la muerte de José Casanova Dalfó, el 2 de noviembre de 1961, y después de hacer lectura de su testamento, reunió en el Ayuntamiento de Manises, en nombre de él y de su mujer, Pilar Sanchis Causa, la casa situada en el número 22 de la calle Sagrari, con todo aquello que contenía, tanto en obras de arte cómo en cerámica, con tal de que se destinara a la creación de un Museo de Cerámica y de Arte con el nombre de Museo Casanova Dalfó-SanchisCausa.
 
A partir de este hecho, en febrero de 1962 empezó el inventario de todos los objetos de arte y cerámica que se encontraban en todas las habitaciones de la casa, el valor estimado de los cuales fue de 8.000 pesetas (48,08 euros). Se contabilizaron un total de 308 objetos entre obras pictóricas y piezas cerámicas.
 
El 7 de marzo de 1962, el Ayuntamiento de Manises, en sesión extraordinaria, acordó por unanimidad aceptar este legado, con el cual aumentó el patrimonio municipal y se inició, con su apoyo, la ilustración en la cultura y la protección de las manifestaciones artísticas e históricas.
 
Por todo esto, el MCM quiere conmemorar esta donación con la exposición «La obra de inicio. Muestra de parte del legado de la familia Casanova Dalfó-Sanchis Causa», con la intención de ofrecer a los vecinos y a los visitantes del museo el conocimiento de una selección de las obras cerámicas y de arte que pertenecen a su legado.
 
La muestra ha buscado ser variada en cuanto a las piezas expuestas e incluye obras que alcanzan desde el siglo XV hasta el XX, de origen más contemporáneo.
 
Las piezas seleccionadas descubren la variedad de estilos decorativos en las obras cerámicas, tales como el reflejo metálico, los vestigios de la cultura árabe de los “socarrats”, la decoración talaverana, y, incluso, la realizada a la Real Fábrica del Conde de Aranda en l'Alcora, entre otros muchos. A esto se suma la presentación de formas variadas que van desde platos, tinteros, jarras, “socarrats”, azulejos, etc.
 
«Esta exposición, abierta al público hasta el 15 de junio, da la oportunidad que el museo muestro, además de fondos cerámicos, otros tipos de obras, como por ejemplo la pintura al aceite en lienzos o mesas que enriquecen todavía más la exposición y dan cuenta de la diversidad y el carácter de los objetos del legado», según ha explicado el concejal de Museos del Ayuntamiento de Manises, Xavier Morant.